Discursos

En esta sección encontrará algunos de los discursos más memorables que hacen parte de la historia de Estados Unidos de América. Estas palabras han servido de inspiración para muchos en momentos felices y en momentos terribles, pero todos tienen en común la defensa de la libertad humana.

 


div>

George Washington: Primer Discurso Inaugural

Después de jurar el cargo como el primer presidente de Estados Unidos, George Washington pronunció el primer discurso inaugural de la nueva nación el 30 de abril de 1789 en Nueva York. En él, Washington habló sobre la necesidad de una Constitución sólida y una Carta de Derechos fuerte. Así mismo Washington enfatiza la necesidad de una ciudadanía que trabaje por el bien público.

| Lea el texto completo |

 


 

Abraham Lincoln: El Discurso de Gettysburg

Pronunciado el 19 de noviembre de 1863 por Abraham Lincoln, éste es uno de los mejores discursos, si no el mejor, de la historia humana. Conciso y brillante, la versión original en inglés contiene sólo 272 palabras inmortales en las que Lincoln supo condensar el sentido de una nación y que marcó el renovado compromiso de la nación con la libertad.

| Lea el texto completo |

 


 

Ronald Reagan: La Marcha de la Libertad

En este discurso pronunciado el 8 de junio de 1982 ante el Parlamento británico, el presidente Reagan hace un llamamiento a Occidente para hablar y actuar en defensa de la libertad y para dar paso a “un plan y un deseo a largo plazo: La marcha de la libertad y la democracia dejará al marxismo-leninismo en el basurero de la historia”.

| Lea el texto completo |

 


 

Martin Luther King: “Tengo un sueño”

Pronunciado ante 250,000 personas el 28 de agosto de 1963 por el Dr. Martin Luther King, es un llamamiento a la libertad y al fin de la segregación racial en Estados Unidos. Fue el discurso que marcó un antes y un después en el movimiento de derechos civiles.

| Lea el texto completo |

 


 

Ronald Reagan: “Derribe este muro”

Pronunciado el 12 de junio de 1987 por Ronald Reagan frente a la Puerta de Brandenburgo, (Berlín Occidental, Alemania), este discurso es un mensaje a la libertad y contiene la famosa frase “Derribe este muro” que fue la exhortación de Reagan para acabar con el horror del Muro de Berlín. Marcó el principio del fin de la Unión Soviética, el Imperio del Mal, ya que a los dos años, la URSS fue finalmente a parar al “basurero de la historia”.

| Lea el texto completo |