Cuatro temas que Trump deberá tratar con China

Nos visita China a partir de este jueves. Corea del Norte será el principal punto del orden del día del presidente Donald Trump en su reunión de hoy con el presidente chino, Xi Jinping.

“Como saben, me reuniré con el presidente de China en la Florida…es otra responsabilidad que tenemos…y se llama Corea del Norte”, dijo Trump el miércoles durante una conferencia de prensa en el Rose Garden con el rey de Jordania, Abdulá II.

Trump sugirió que su predecesor, Barack Obama, permitió que Corea del Norte se fortaleciera.

“Tenemos un gran problema. Tenemos a alguien que no está haciendo lo correcto y ésa se va a convertir en mi responsabilidad “, dijo Trump, refiriéndose al dictador norcoreano Kim Jong-un. “Pero les diré que esa responsabilidad se podría haber hecho mucho más sencilla si se hubieran encargado de ella hace años”.

Cargos de la Casa Blanca dijeron que hay una serie de otros temas que los dos líderes tocarán—uno es el comercio, tema primordial durante la campaña de Trump, donde frecuentemente atacó a los chinos por su política comercial.

La reunión de viernes y sábado en Mar-a-Lago, propiedad de Trump en la Florida, será una importante oportunidad para que ambos líderes se conozcan, dijo Fred Fleitz, ex cargo del Departamento de Estado en el gobierno de George W. Bush.

“China viene aquí para tratar de descubrir quién es Trump. No es como presidentes anteriores que ellos hayan conocido. Trump no es un presidente del que se puedan aprovechar, como fue con Obama”, dijo Fleitz, ahora vicepresidente sénior del Centro de Política de Seguridad, grupo de expertos en seguridad nacional.

Éstos son los cuatro temas clave que Trump y Xi probablemente tocarán:

1) Corea del Norte

Corea del Norte lanzó una prueba de misiles esta semana dirigida hacia aguas japonesas, pero la prueba falló. El país realizó una prueba de misiles en febrero y varias más en 2016. El líder de Corea del Norte está buscando producir un arma nuclear de largo alcance capaz de atacar el Estados Unidos continental en unos cuantos años.

“Trump va a ser contundente con China sobre Corea del Norte. Ya no va a pedir ayuda. Vamos a exigir ayuda”, dijo Walter Lohman, director del Centro de Estudios Asiáticos de la Fundación Heritage. El tiempo de conversar ya se acabó. Estados Unidos puede imponer sanciones secundarias a compañías chinas si China no coopera”.

Un alto cargo de la Casa Blanca dijo a los periodistas que el asunto es urgente y que “el tiempo se está acabando muy, muy rápidamente”.

“Debido a la cantidad de apalancamiento que China tiene económicamente, el mejor resultado sería uno en el que China implemente muy bien las sanciones y resoluciones de las Naciones Unidas”, dijo este alto cargo. “Eso es realmente en lo que estamos trabajando”.

China ha bloqueado las resoluciones del Consejo de Seguridad contra Corea del Norte. Después de que Corea del Sur desplegara el sistema de defensa área THAAD, China amenazó a Corea del Sur con medidas económicas, diplomáticas y militares.

2) Comercio

La administración Trump reconoce que Estados Unidos y China son económicamente interdependientes, pero insistirá en que todo el comercio bilateral sea “mutuamente beneficioso”, según otro cargo de la Casa Blanca.

“El presidente Trump está muy preocupado por cómo el desequilibrio en nuestra relación económica afecta a los trabajadores americanos y quiere abordar estos temas de forma franca y productiva”, dijo un alto cargo de la Casa Blanca. “El presidente Trump manifestará al presidente Xi la importancia de establecer una relación económica justa…Queremos trabajar con los chinos de manera constructiva para reducir las sistémicas barreras comerciales y de inversión que han creado y que conducen a un terreno de juego desigual para las compañías americanas”.

Un informe del Representante Comercial de Estados Unidos reveló en marzo que el déficit comercial de Estados Unidos se duplicó de 2000 a 2016, pasando de $317,000 millones a $648,000 millones y que “el déficit comercial de bienes y servicios con China aumentó de $81,900 millones en 2000 a casi $334,000 millones en 2015”.

China se unió a la Organización Mundial del Comercio en 2001.

3) Mar de China Meridional

A finales del año pasado, China expandió la construcción de islas artificiales y se apoderó de un dron submarino no tripulado perteneciente a la Marina de Estados Unidos en el Mar de China Meridional.

“Ciertamente Estados Unidos continuará volando y navegando donde la ley internacional lo permite. No me sorprendería si eso surgiera en la conversación”, dijo un alto cargo de la Casa Blanca a un grupo de periodistas. “No es ningún secreto que al presidente le inquietó ver las actividades que tuvieron lugar durante la última administración. Trump y los miembros de su gabinete han expresado públicamente que eso tiene que acabarse”.

Se trata de otro asunto más en el cual la administración Obama permitió que China mostrará demasiada asertividad, señaló Fleitz.

“China examinará el liderazgo americano. La falta de liderazgo ha sido muy destructiva”, dijo Fleitz.

4) Libertad religiosa y derechos humanos

Fleitz también dijo que Trump debería pronunciarse firmemente sobre el maltrato chino de la comunidad uigur en Sinkiang, que grupos de derechos humanos han criticado.

Dijo que hay varios temas que abordar específicamente, pero espera que Trump hable ampliamente en la reunión sobre el abismal historial de derechos humanos de China.

Un alto cargo de la Casa Blanca dijo que probablemente el tema surgirá.

“No voy a hablar por adelantado de los temas a discutir del presidente, pero los derechos humanos son parte integral de lo que somos como americanos. Ultimadamente es la razón por la que tenemos alianzas, una de las razones, aparte de que sirven a nuestra seguridad y prosperidad aquí en casa. Los temas de derechos humanos, espero, seguirán surgiendo en la relación”.

 

© DailySignal (Versión en inglés) | © Libertad.org (Versión en español)