Creando el “consenso” del cambio climático

La Sociedad Americana de Meteorólogos (AMS) ha presentado un estudio basado en una encuesta realizada a los presentadores de la meteorología en la televisión de Estados Unidos. Según el mismo, más de un 90% de los metereólogos de la tele está de acuerdo con la existencia del cambio climático y aproximadamente un 80% considera que la causa es la actividad humana. Parece un porcentaje abrumador, y una razón más para considerar que existe un consenso en torno al alarmante aumento de las temperaturas. Pero cuando se examina de cerca, parece más una constatación de la existencia de un debate en torno al fenómeno.

Para empezar, aunque los datos ofrecidos son confusos, alrededor de un 40% de estos hombres (y mujeres) del tiempo no tendría estudios en ciencias atmosféricas, según desglosa Michael Smith, vicepresidente de AccuWeather Enterprise Solutions. Pero incluso admitiendo que esto fuera una encuesta a científicos especializados, la definición de cambio climático que usan, que es la de la propia AMS, es completamente agnóstica en lo referido a las causas:

Cualquier cambio sistemático en las estadísticas de largo plazo de elementos del clima (como temperatura, presión o vientos) sostenidas durante al menos varias décadas. El cambio climático puede ser debido a forzamientos naturales externos, como cambios en las emisiones solares o cambios lentos en los elementos de la órbita de la Tierra, a procesos naturales internos o a forzamientos antropogénicos.

A los encuestados se les leyó la definición antes de preguntarles. Y éstos fueron los resultados:

¿Cuál es el problema? Bueno, la mayoría de los llamados escépticos acepta que las temperaturas han subido en los últimos 50 años y que la actividad humana ha tenido algo que ver con ese aumento, pero discrepan al no considerar que sea la principal causa. Algunos, como Bjorn Lomborg, incluso aceptando que en su mayoría es causado por el hombre no creen que las consecuencias sean tan preocupantes como se suelen presentar al público. Todos ellos estarían incluidos en el 90% que cree en la existencia del cambio climático y casi todos ellos en el 80% que dice el estudio que creen en que la causa es la actividad humana.

Tomando las mismas respuestas que muestra el estudio, y juzgando sólo lo referido a las causas del cambio climático, el porcentaje que se podría considerar dentro del bando alarmista sería del 49%, con un 41% de escépticos y un 8% que no sabe responder. Unos porcentajes que parecen corresponderse más con el debate y las dudas que realmente existen que con el consenso que siempre se intenta vender. Resulta irónico que a los mismos a los que se insulta llamándoles “negacionistas” luego se les incluya dentro del porcentaje del consenso, ese porcentaje que luego se emplea como prueba de su maldad.

 

© Libertad Digital