El insostenible Estado del Bienestar: Se necesita una reforma

Una senda a la bancarrota

 

  • La asistencia social en aumento: El crecimiento del gasto en asistencia social es insostenible y conducirá a Estados Unidos a la bancarrota si se permite que continúe sin reformarse. Está previsto que el gasto en asistencia social cueste al contribuyente $10.3 billones en los próximos diez años .
  • El colapso del matrimonio: En la actualidad, el colapso del matrimonio es la principal causa de la pobreza infantil en América. Cuando arrancó la Guerra contra la Pobreza, el 7% de los niños nacían fuera de matrimonio; hoy la cifra es de más del 40%. Y más alarmante todavía, es que el índice de natalidad fuera del matrimonio entre los afroamericanos es del 72%.
  • La amnistía agravará el problema: Si el gobierno de Estados Unidos fuese a conceder una amnistía  o “ciudadanía ganada” a inmigrantes ilegales, el sistema de asistencia social se vería inundado con nuevos beneficiarios. De los 11-12 millones de inmigrantes ilegales en Estados Unidos, al menos la mitad no ha acabado la secundaria.

Ralentizar el crecimiento

  • El Congreso necesita actuar: Es hora de resetear los más de 70 distintos programas federales antipobreza para controlar los gastos y promover mayor autosuficiencia. Además, iniciativas para reconstruir la institución matrimonial en comunidades de bajos ingresos mejorarían el bienestar de niños, padres y comunidades.
  • Establecer restricciones fiscales razonables: Una vez que la recesión actual termine, el gasto agregado de la asistencia social debería replegarse a niveles pre recesión. Después de que el repliegue se complete, el crecimiento de la asistencia social debería limitarse al ritmo de la inflación.

Reforma responsable

  • Promover la responsabilidad personal y el trabajo: A los beneficiarios sanos de la asistencia social se les deberían exigir trabajar o capacitarse para trabajar como condición para recibir la ayuda. Los programas de estampillas de comida y de ayuda para la vivienda – dos de los programas de mayor envergadura  para los necesitados – deberían estar en consonancia con el programa TANF (Asistencia Temporal Para Familias Necesitadas), programa que exige que los adultos sanos trabajen o se capaciten para trabajar por lo menos 30 horas a la semana.
  • Préstamos, no subvenciones: La asistencia social para adultos sanos crea un potencial riesgo moral ya que puede conducir a un aumento de los comportamientos que generan la necesidad de la ayuda en primer lugar. Una política de asistencia social reformada puede reducir el riesgo moral tratando una parte de la asistencia social como un préstamo que tendrá que devolverse en vez que sea un obsequio total del contribuyente.
  • Acabar con la penalización por matrimonio de la asistencia social: Los actuales programas de asistencia social según ingresos penalizan a los beneficiarios de bajos ingresos que elijan casarse; estas penalizaciones antimatrimonio se deberían reducir o eliminar. Además, el gobierno debería suministrar información sobre la importancia del matrimonio a las personas que viven en comunidades con riesgo elevado de tener hijos fuera de matrimonio, haciendo hincapié en los beneficios para los niños al vivir con ambos progenitores dentro de una familia casada.
  • Limitar la inmigración de mano de obra no calificada: Alrededor del 15% ($100 mil millones/año) del total de los gastos en asistencia social según ingresos va a hogares encabezados por inmigrantes con grado de enseñanza secundaria o menor. Un tercio de todos los inmigrantes no ha terminado la secundaria. Durante los próximos diez años, América se gastará $1.5 billones en asistencia social para inmigrantes de la fuerza laboral no calificada. La política del gobierno debería circunscribir la inmigración futura a aquellos que sean contribuyentes fiscales netos, que paguen más en impuestos de lo que reciben en beneficios. El sistema de inmigración legal no debería fomentar la inmigración de mano de obra no calificada que aumentaría la pobreza de la nación e impondría vastos nuevos costos a los ya abrumados contribuyentes.
 

© Heritage.org (Versión en inglés) | © Libertad.org (Versión en español)