Los premios “Fake News” 2017 otorgados por Donald Trump

De todos es conocida la guerra de Trump con la prensa socialdemócrata. Casi no hay día en que la ataque a través de Twitter, casi siempre empleando el término “fake news” (noticias falsas), hasta el punto de que hoy casi nadie recuerda que no fue un calificativo que inventara él. Al contrario, fue una de las primeras excusas en las que se refugió una prensa en shock tras su victoria de noviembre de 2016: la publicación de noticias falsas en digitales construidos ad hoc para que se hicieran virales a través de las redes sociales; pese a que su papel en la victoria del magnate es más que discutible ha servido para que Google y Facebook ofrezcan “correcciones” a noticias en digitales legítimos, siempre que sean de derechas, claro.

En todo caso, Donald Trump adoptó el calificativo como propio y lo ha usado una y otra vez con la prensa de modo que ha pasado a formar parte inseparable de su forma de expresarse, de modo que nadie se sorprendió cuando apuntó que a comienzos de año concedería los premios Fake News. El interés fue suficiente como para tumbar la web del Partido Republicano al poco de publicarla y enlazarla el presidente desde Twitter. Éstos son los agraciados:

  1. El columnista del New York Times y Premio Nobel de Economía Paul Krugman, conocido por declarar que una invasión alienígena sacaría a EE.UU. de la recesión, aseguró el día de las elecciones que los mercados “nunca” se recuperarían de la victoria de Trump, pero la bolsa americana no ha dejado de subir desde entonces.
  1. Estuvo a punto de acertar, eso sí, cuando el segundo galardonado, Brian Ross de ABC News, publicó el 1 de diciembre que el general retirado Michael Flynn iba a testificar que Trump le ordenó contactar con representantes del gobierno ruso durante la campaña. El índice Dow Jones se desplomó hasta que ABC se vio obligada a emitir un desmentido. Los contactos fueron ordenados después de las elecciones, como otros contactos con otros gobiernos, con la intención de luchar juntos contra el Estado Islámico.
  1. CNN lanzó la exclusiva de que Donald Trump y su hijo Don Jr. habían tenido acceso a los documentos internos del Partido Demócrata filtrados por Wikileaks días antes de que fueran publicados por la web de Julian Assange. Se equivocaron de fecha. Fue después, al mismo tiempo que todo el resto del mundo.
  1. Timepublicó que Trump había retirado unbusto de Martin Luther King de la Oficina Oval de la Casa Blanca. Lo único que pasó fue que el avispado periodista no lo había visto. Lo que sí hizo el nuevo presidente fue volver a colocar el de Winston Churchill del que se deshizo Obama.
  1. Un periodista del Washington Post publicó en Twitter que un mitin en Florida del presidente estaba casi vacío. Pero la foto fue tomada mucho antes de que llegara el presidente. En el momento de hablar, el recinto estaba lleno.
  1. CNN editó un vídeo en el que Trump echa una caja entera llena de comida a los pecesen su visita a Japón para hacer parecer que había hecho una barbaridad, provocando la clásica reacción histérica en las redes sociales, cuando el vídeo sin editar muestra que lo único que hizo fue imitar al primer ministro Shinzo Abe, que había hecho lo mismo justo antes.
  1. CNN publicó sobre una reunión secreta en verano de 2016 de Anthony Scaramucci, entonces miembro de la campaña de Trump y un año después su jefe de prensa durante unos días, con contactos rusos. Se retractó ese mismo día y los tres periodistas que elaboraron la noticia dimitieron.
  1. Newsweek publicó que Agata Kornhauser-Duda, la mujer del presidente polaco, se negó a darle la mano a Trump. De nuevo, la impresión la daba la edición del vídeo. Añadiendo un par de segundos más se ve el saludo entre los dos. El vídeo es gracioso porque efectivamente Trump se queda con la mano al aire en un primer momento, pero la interpretación de Newsweekfue bastante exagerada. La noticia llevó a Andrzej Duda a publicar un tuit en el que anunciaba su intención de luchar contra las fake newsél también.
  1. CNN informó que el exdirector del FBI James Comeyiba a desmentir ante el Senado la afirmación de Donald Trump de que Comey le había dicho que no estaba bajo investigación por las acusaciones de colaboración de su campaña con Rusia. Por supuesto, Comey confirmó que le dijo a Trump exactamente eso.
  1. El New York Times aseguró en la primera plana que el gobierno de Trump había ocultado un informe sobre el cambio climático que sus intrépidos reporteros habían logrado obtener y que tiraba por la vía del alarmismo. El informe había sido publicado en la web nueve meses antes.
  1. Finalmente, el último premio no fue para ningún medio en concreto sino para toda la narrativa sobre la supuesta colaboración de Trump con Rusia para que lo ayudaran a ganar las elecciones; más de un año después sigue sin haber ningún indicio de que nada parecido ocurriera, lo cual no ha impedido que cuatro de los demás galardones hayan sido concedidos por reportajes que pretendían probar algo que, por ahora, parece ser simplemente una fantasía.

En total, de los diez premios que se dan a noticias, opiniones o tuits concretos, cuatro han ido a la particular bestia negra de Trump, la cadena CNN, dos al New York Times, uno al Washington Post, otro a Time, otro a Newsweek y uno más a ABC News.

 

© Libertad Digital

 

Otros artículos de Daniel Rodríguez Herrera